Inicio

This post is also available in: Inglés, Francés, Italiano

retrato de Sismondi

Importancia de Sismondi hoy

      Hay un desorden social y económico en Europa debido a medidas de austeridad financiera que se asemejan a las que iniciaron el proceso que empezó en Latinoamérica, por las mismas razones, hace veinte años. Ahora hay 10 países latinoamericanos que eligieron gobernantes que claman ser socialistas de alguna manera, pero que se abstienen de abrazar el marxismo debido a que sus sociedades están enraizadas en la propiedad privada. Hay – parafraseando a Pirandello – muchos movimientos políticos en Europa y en las Américas en busca de un autor.

     Toda esta situación hace de Sismondi – un politólogo de Ginebra – el pensador más relevante. Él fue el primero en identificar las inequidades y riesgos de la Revolución Industrial y en buscar soluciones dentro del capitalismo. En su libro “Nuevos Principios de Economía Pol’itica» (1818), él acuñó el término “proletario” – Marx lo usaría después – para designar a aquellos cuyo triste rol es garantizar la mano de obra con de su descendencia. Él criticó a Ricardo y señaló que obtener ganancias a costa de los salarios era una tontería, porque los buenos salarios son necesarios para mantener el consumo del mercado, muy parecido a lo que Keynes dijo 100 años después.

     Él también fue el primero en solicitar la intervención del gobierno para proteger a los trabajadores del abuso[1] y también el primero en hablar acerca de la lucha de clases y del salario mínimo. Él anticipó que el uso del mercado como único árbitro conduciría a periódicas crisis. También criticó a Ricardo y a Say por recomendar la sobreproducción, porque distorciona la relación entre la utilidad del bien y su valor de cambio y eso tiende a crear burbujas de sobreproducción, como es hoy el caso. Advirtió contra la emisión irrestricta de dinero por los bancos, porque los lleva a la quiebra. Habló de una «economía de cantidades globales» y de «desbalances globales entre ingreso, gasto y producción.»

      Estubo en desacuerdo con Malthus sobre la imposibilidad para las tierras agrícolas del mundo  de alimentar la población global y se preocupó en cambio por el desempleo causado por la  inevitable aplicación del progreso tecnológico y científico  a la producción agrícola e industrial. Por eso dijo que las ventajas de las maquinas debían ser mejor compartidas entre los dueños y los obreros.

    Sismondi hubiese tenido más influencia en resolver los problemas políticos y socio-económicos que vienen desde el siglo diecinueve, si Marx – quien luego copió muchas de sus ideas y su método de an’alisi dinámico en su Das Kapital (1867)- no lo hubiese etiquetado antes de «socialista pequeño burgués» en el Manifiesto Comunista de 1847.

     Sismondi fue tambien un gran historiador y analista constitucional. De sus estudios extrajo conclusiones e ideas para modelos institucionales y políticos que pueden ser aprovechados en estos días de pérdida de fe en los políticos y en las actuales formas institucionales de gobierno.

     Debe decirse que Sismondi es un pensador del Siglo Diecinueve cuyas ideas son muy útiles para el Siglo Ventiuno.

GE DIGITAL CAMERA